Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales. (Mahatma Gandhi)

¿QUÉ SON LAS CASAS DE ACOGIDA?

Las casas de acogida son hogares temporales que ofrecen su hogar, desinteresadamente, a animales que han sido previamente abandonados. Ser casa de acogida consiste en tener en tu casa a un perro o gato mientras éste es adoptado. Esto es ideal para personas que, dada su situación personal, no pueden adoptar en este momento, pero que son grandes amantes de los animales, y pueden comprometerse a cuidar a alguno de nuestros perros o gatos durante una temporada. O para aquellos que ya tienen animales y no pueden adoptar más, aunque sí ayudar de esta manera a un animal sin hogar.

Los perros que están en casas de acogida tienen la fortuna de sentirse queridos, albergados y con las rutinas propias de una familia. Por ello, las casas de acogida cumplen un papel fundamental en todo el proceso porque su misión consiste en “rehabilitar” (nosotros damos unas directrices) a perros que han sido abandonados y que generalmente muestran miedo, distrés y desconfianza. En la mayoría de los casos estos síntomas desaparecen a los pocos días,  cuando los perros empiezan a sentirse seguros. En otros más complicados (por ejemplo si ha habido maltrato) recurrimos al asesoramiento de educadores caninos para que nos den pautas sobre cómo proceder.

 

¿EN QUÉ CONSISTE SU LABOR?

En evitar que un pequeño siga en la calle, obvio, pero también, y fundamentalmente, preparar a ese animal para que sea una buena opción de adopción. En cuidar del animal acogido como si de uno propio se tratara, porque será un miembro más de la familia mientras dure el período de acogida.

Dignitat Animal se ocupará de su difusión y la gestión de su adopción así como de su vacunación, atención veterinaria, y esterilización.

En suma, es un trabajo en equipo entre la asociación y la casa de acogida, cuya finalidad es la preparación de los animales rescatados para ser adoptados.

 

¿POR QUÉ NECESITAMOS CASAS DE ACOGIDA?

Necesitamos casas de acogida porque Dignitat Animal no cuenta con refugio propio y las casas de acogida son nuestro medio para rescatar animales que lo necesitan y darles una nueva oportunidad. Esto significa que cuantas más casas de acogida tengamos, más animales podrán salir de la calle. Sólo necesitamos un hueco en tu casa y tu familia hasta que encontremos un hogar definitivo a ese animal. 

Por otra parte, por nuestra experiencia como voluntarios en refugios tradicionales, sabemos lo triste que resulta para la mayoría de animales vivir en un refugio. En más de una ocasión hemos visto animales, tanto perros como gatos, enfermar de tristeza en un refugio y dejarse morir. Evidentemente no les mata la tristeza, pero a causa de ella dejan de comer, se debilitan y enferman… y la muerte les sobreviene por neumonías u otras enfermedades, o por ataques de otros animales más fuertes.

En el caso de los cachorros además, al no estar vacunados contra las enfermedades comunes de su especie, en un refugio son presa fácil de las infecciones. Y es terrible ver cómo se muere de enfermedad un cachorro al que se ha rescatado de la calle por salvarle la vida.

 

¿CUÁNTO TIEMPO PUEDE DURAR LA ACOGIDA?

La duración de las acogidas son muy variables según los casos. Desde unos días hasta varios meses, según la situación de cada animal y la suerte que tenga de ser adoptado en un plazo más o menos corto. Si quieres ayudar como casa de acogida, es importante que te plantees antes el tiempo que podrás ofrecer en este tipo de voluntariado. Por otra parte, nosotros nunca dejaríamos de recoger uno de sus protegidos si la familia de acogida no lo pudiera tener por más tiempo. Como todo lo que hacemos, solo pedimos a los voluntarios seriedad y responsabilidad para no vernos en situaciones desesperadas y poder reubicar adecuadamente a los animales. Pero por el tiempo, no te preocupes, éste lo decides tú. Además, no siempre se trata de acoger un perro hasta que encuentre adopción, hay casos en los que solo se requiere acogida para un post-operatorio u otros situaciones en que tan solo hace falta acogida para unos días.

 

¿QUÉ VENTAJAS TIENE PARA TI LA ACOGIDA? 

Colaborarás a que sean más quienes tengan su oportunidad evitándoles un triste final: morir enfermo en las calles, atropellado o sacrificado en una perrera. El animal que acojas será parte de tu familia, tendrás la oportunidad de educarlo y de quererlo. Disfrutarás de la compañía de un compañero fiel. Es una experiencia única y gratificante que te hará sentirte útil, sabiendo que le estás dando la oportunidad de vivir en un futuro hogar que nunca debió perder. 


¿QUÉ VENTAJAS TIENE PARA ÉL?

En España se sacrifican cada año miles de perros y gatos que, anteriormente, fueron abandonados. En pocas palabras, lo librarás de una muerte segura, le mostrará cómo será su futuro en el calor de un hogar, le ayudarás a olvidar antiguos miedos y lo educarás para vivir en su hogar definitivo. Al mismo tiempo harás posible que podamos darle la asistencia veterinaria necesaria. 


Si crees que no podrías hacer este tipo de colaboración porque sufrirás cuando el perro o gato que hayas acogido marche a su hogar definitivo, piensa lo siguiente: nosotros somos aquello que ellos necesitan para sobrevivir a la terrible experiencia de un abandono, somos ese eslabón que les llevará a una vida tranquila y permanente en el hogar adecuado. Esta es nuestra función, nuestra función más solidaria y luchadora contra el abandono. Cuando veas la felicidad del primer acogido en su hogar y recuerdes que gracias a tu esfuerzo no encontró sus últimos días en la calle ¡Abrirás de nuevo las puertas de tu casa y tu corazón para el próximo! Te lo decimos desde la experiencia...

Contacta con nosotros a través de la sección Colabora y aclara todas tus dudas antes de decir NO.