Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales. (Mahatma Gandhi)

Antes de adoptar, REFLEXIONA

Antes de adoptar a un animal hay que pensárselo muy bien. Tener una mascota no es comprar un electrodoméstico, es recibir un nuevo miembro de la familia. Hay que dejar nuestros caprichos a un lado y pensar claramente lo que significaría convivir con un animal, y si vamos a poder suministrarle todo el amor y cuidados que necesita a lo largo de su vida.

Debes tener en cuenta que un perro puede llegar a vivir unos 15 años, los gatos incluso más, si piensas que no vas a poder hacerte cargo de él todos esos años, no debes adoptar ningún animal.

Tanto si tu opción es adoptar un perro como si estas pensando adoptar un gato, debes tener en cuenta que ambos tienen una serie de necesidades básicas diarias: alimentación, higiene, limpieza, educación, salud, paseos, imprevistos veterinarios...

Si después de analizarlo detenidamente tienes dudas, no adoptes, puedes colaborar con nosotros de otras formas. Muchos de los animales abandonados en los refugios son cachorros de perros y gatos víctimas de personas irresponsables que permitieron que sus animales criaran. Pero hay una cantidad bastante igualada de perros y gatos en los refugios que tienen más de un año, y que fueron acogidos por personas que no pensaron en las responsabilidades que implica ser dueños de un animal antes de llevarlo a casa.

Por favor, no cometas el mismo error, piensa antes de adoptar. Compartir tu vida con un animal puede traer compensaciones increíbles, pero solo si estás dispuesto a dedicarle el tiempo necesario, dinero, responsabilidad y amor por el resto de su vida.

Si después de reflexionar detenidamente, has tomado la decisión de compartir tu vida con un animal, debes escoger el animal más adecuado a tus necesidades y hábitos de vida. Y, por supuesto, NUNCA COMPRES, adopta. Habla con nosotros, te ayudaremos en la elección.

Ten presente que:

  • Los animales de las protectoras son exactamente iguales a los otros. No están necesariamente enfermos y, por regla general, los traumas se les curan con cariño y paciencia.
  • Todos los animales pueden adaptarse a una nueva familia, tengan la edad que tengan. Que solo aprendan los cachorros es totalmente falso. Además, un cachorro requiere de mucho trabajo para educarlo. Son adorable, pero hacen sus necesidades en cualquier sitio, destrozan todo y requieren conocimientos para adiestrarlos.
  • De un adulto ya sabemos su tamaño definitivo, son limpios y, como conocen lo que es el abandono, aprenden rápidamente, pues su único objetivo es contentar a su familia. Y, por favor, no descartes a animales viejos, enfermos o mutilados. Darles una vida feliz en sus últimos años es una experiencia que no se puede explicar con palabras.

Cómo ADOPTAR

El proceso de adopción que se lleva acabo en DIGNITAT ANIMAL consta de una serie de etapas:
  1. CUESTIONARIO PRE-ADOPCIÓN: el interesado debe rellenar un cuestionario pre-adopción que la persona encargada de adopciones le enviará por correo electrónico. Además el adoptante debe estar dispuesto, en caso que la Asociación lo estimase oportuno, a recibir una visita en su casa para conocerle en persona y poder evaluar el hogar donde viviría el animal. Si la persona en cuestión ha adoptado previamente en algún refugio o protectora de España, debe hacérnoslo saber, pues podrían agilizarse los trámites de adopción si obtenemos referencias del adoptante a través de otras entidades.
  2. CONTRATO DE ADOPCIÓN: tras examinar las respuestas del cuestionario, y según el resultado de la posible visita, la persona encargada de adopciones evaluará si el perro elegido sería un buen compañero para el adoptante y, a su vez, si el adoptante sería un buen amo para el animal elegido. Si tras esta evaluación el resultado es positivo, el adoptante debe firmar un contrato de adopción.
  3. COMPROMISO DE ESTERILIZACIÓN: Todos los perros y gatos que sean entregados en adopción serán previamente esterilizados por Dignitat Animal. En el caso de que no hubieran podido ser esterilizados con carácter previo, el adoptante se compromete a efectuar a su cargo la correspondiente esterilización en un plazo máximo de seis meses. En caso de que con carácter previo a la esterilización el animal estuviera en celo, el adoptante se compromete a no permitir la cría del mismo bajo ningún concepto.
  4. SEGUIMIENTO: Una vez el animal se encuentre en su nuevo hogar, y trascurrido un cierto periodo de tiempo, podrá realizarse un seguimiento de la adopción con el fin de ver cómo se ha adaptado el animal a su nuevo hogar, ver qué tal le parece al adoptante la convivencia de su nuevo amigo, y comprobar que se cumple con las cláusulas establecidas en el contrato de adopción. Este seguimiento suele consistir en visitas personales (al igual que en el pre-seguimiento), en llamadas telefónicas, en mensajes de correo electrónico... El adoptante debe estar dispuesto a la realización de este seguimiento.

CONTRATO de adopción

La firma del contrato de adopción, implica que el adoptante conoce y acepta los siguientes puntos:
  1. El adoptante prestará al animal la asistencia sanitaria precisa, manteniendo bajo este contrato el compromiso de darle un trato adecuado a los sentimientos humanitarios, de no mantenerlo atado o someterlo a cualquier tratamiento indebido o contrario a las disposiciones de la ley de protección animal vigente.
  2. Deberá permitir las inspecciones que realice la asociación, que se reserva, y así lo acepta expresamente el adoptante, la recuperación del animal sin contraprestación alguna si, a juicio de la Junta Directiva de la asociación, no estuviese el animal mantenido en las debidas condiciones de trato y de hábitat, o si no cumpliera el adoptante las obligaciones que le impone la legislación, en cuanto a identificación, censo y normas higiénicas y de habitat. Teniendo por tanto Dignitat Animal la reserva de por vida sobre el animal.
  3. Ha de dar cuenta a la asociación del fallecimiento, pérdida o sustracción del animal y sus causas.
  4. El adoptante deberá aceptar todas las responsabilidades y obligaciones que impone la tenencia de un animal y no procederá jamás a su abandono. En este sentido se compromete a devolverlo a la asociación, si motivos insuperables impidiesen aladoptante continuar con la tenencia del animal.
  5. No cederá el animal a un tercero sin el consentimiento de la Asociación.